Acapulco: su lado entrañable

A este puerto del Pacífico le sobran pretextos para extender la estancia. Ernesto Rodríguez Escalona, secretario de Turismo de Guerrero, invita a redescubrir algunos sitios clásicos del puerto, que siempre obsequian los mejores recuerdos a los viajeros.

La Quebrada
Lugar de valientes
Audaces clavadistas se lanzan de este acantilado de 35 metros de altura a las aguas del Pacífico.

La caída dura apenas unos segundos, suficientes para que los clavadistas realicen diferentes piruetas antes de ser recibidos por una poza que tiene una profundidad menor a cuatro metros.

Hay un mirador desde donde los visitantes pueden apreciar el salto de estos intrépidos hombres a cambio de una propina.

Fuerte de San Diego
Con historia
Este sitio fue construido a principios del siglo 17 para defender al puerto de los piratas.

Hoy alberga al Museo Histórico de Acapulco Fuerte de San Diego, que exhibe una colección de objetos relacionados con el Galeón de Manila o “Nao de China”.

Así se les llamó a los barcos que navegaron la ruta Acapulco-Manila-Acapulco, llevando plata y trayendo porcelana, seda, especias y más productos

Pie de la Cuesta
Más que arena
Esta playa es famosa por tener espectaculares vistas de las puestas de sol. Se ubica frente a mar abierto y es visitada por quienes gustan de pasear a lomo de caballo, desean practicar surf o simplemente quieren relajarse en una hamaca con un buen platillo de mariscos y una cerveza al lado.

El Jaguar
Para deleitarse
Sus murales y máscaras, la música en vivo, pero sobre todo sus excelentes platillos han convertido al Restaurante Bar El Jaguar, ubicado en el número 79 de la Costera Miguel Alemán en uno de los lugares más queridos de los comensales.

Aquí hay que probar su amplio menú, en el que destaca el pozole verde, el caldo de camarón, el pescado relleno de mariscos y el delicioso helado artesanal de elote.

Catedral de Nuestra Señora de la Soledad
Con mucha fe
Ubicada en el centro del puerto, esta iglesia se caracteriza por poseer un enorme domo al estilo de las mezquitas y un par de torres bizantinas.

La Virgen de la Soledad es la patrona de Acapulco, que fue enviada desde España con la finalidad de que el ejército realista la coronara como generala de las tropas y los protegiera de los rebeldes durante la guerra de Independencia de México, según cuentan los acapulqueños.

Palma Sola
¿Ya la conoces?
Cautivados por la belleza de sus playas, pocos viajeros se animan a explorar Acapulco y, desafortunadamente, se pierden su sitio arqueológico: Palma Sola.

Se ubica dentro del Parque Nacional El Veladero, a las orillas de la ciudad. Posee 18 rocas con petrograbados creados por los yopes, considerados los primeros pobladores de la zona. En estos grabados destaca la representación del ser humano, mediante círculos y cuadrados para la cabeza y líneas para el cuerpo.

Abundan personajes míticos, deidades, sacerdotes y posiblemente descendientes de gobernantes. Dichas piedras se encuentran distribuidas por la selva; sin embargo, el viajero puede acceder a ellas a través de diferentes senderos y escaleras que se han creado.

Para más información consulta: inah.gob.mx/es/zonas/36-zona-arqueologica-de-palma-sola

¡Participa con tu opinión!