Debido a una fuerte intoxicación que se provocó al ingerir pastillas psicotrópicas, una mujer falleció en la Clínica MAC a donde sus familiares la trasladaron para recibir atención médica.
Fue en el transcurso del sábado que en un vehículo particular llevaron a dicha clínica privada a una joven identificada como Andrea, de 20 años, quien estaba inconsciente tras haber intentado suicidarse.
Familiares señalaron que había ingerido el contenido de un frasco de medicamento controlado. Aunque los médicos intentaron estabilizarla, más tarde se reportó su muerte, concretándose así el suicidio. A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron a la Clínica MAC los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.