Un “guía espiritual” fue sentenciado a 87 años de prisión, tras ser encontrado penalmente responsable de los delitos de violación, abuso sexual y atentados al pudor, en agravio de 8 adolescentes.
El ahora sentenciado aprovechaba el cargo religioso con el que contaba, para realizar los ataques sexuales.
Tras concluir el proceso penal al que fue sometido, el titular del Juzgado Mixto de Primera Instancia del Quinto Partido Judicial, con sede en el municipio de Jesús María, dictó sentencia condenatoria en contra de José Manuel, actualmente de 63 años, por los delitos antes señalados.
Así mismo, se le sentenció al pago de una multa equivalente a 67 mil 593 pesos.
Cabe destacar que José Manuel estuvo relacionado en ocho carpetas de investigación por delitos de índole sexual.
Los hechos se registraron durante los años 2006 y 2007.
El ahora sentenciado participaba en una organización religiosa donde daba cursos de formación católica y guías espirituales.
En esos eventos conocía a sus víctimas, todos ellos adolescentes de entre 14 y 17 años.
Con el pretexto de organizar viajes a distintas playas del país, se llevaba al grupo de jóvenes y por las noches seleccionaba a uno de ellos para obligarlo a sostener relaciones íntimas.
El ahora sentenciado era propietario de un mini super ubicado en la avenida Prolongación Independencia, en la colonia Las Trojes, donde llegó a citar a varias de sus víctimas para realizarles tocamientos obscenos.
Cuando José Manuel se enteró que era buscado por agentes del Grupo Avante de la PME y se le investigaba por varios delitos sexuales, escapó rumbo a la ciudad de Querétaro, donde comenzó a trabajar como profesor en la materia de Teología en una prestigiosa universidad de ese lugar.
Fue en el mes de mayo del 2012, cuando llegaron policías ministeriales de Aguascalientes y Querétaro, quienes lo arrestaron en cumplimiento a varias órdenes de aprehensión, cuando iba llegando a su domicilio en la calle Juan Carlos Losio de la colonia Calesa, en la ciudad de Querétaro.
Actualmente el sentenciado ya se encuentra recluido en el Cereso para Varones de “El Llano”.

¡Participa con tu opinión!