La reelección en cargos de representación popular y de administración ejecutiva está en la norma, así que cualquier consulta ciudadana para determinar si se busca o no, sale sobrando.

Así lo señaló el vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral, Ignacio Ruelas Olvera, al explicar que la aspiración particular por permanecer en un cargo que se ejerce no tiene por qué ser consultada con nadie.

“El tema no tiene que ser ni cuestionado ni discutido con la ciudadanía porque es un derecho de ley, el aspirante a ello tendrá en todo caso que sujetarse a los procedimientos de su partido para volver a ser el candidato al cargo y luego al escrutinio de los votantes, en las urnas”.

En alusión a la consulta anunciada por el alcalde de Pabellón de Arteaga en el sentido de preguntar a la población de ese municipio si está de acuerdo en que busque la reelección o no, Ruelas Olvera consideró que “esa consulta no le beneficia”.

En ese contexto, aseguró que el tema de la consulta ciudadana es de suma importancia en nuestro país, porque nos pone en una perspectiva del alto rendimiento que el procedimiento electoral mexicano ha adquirido.

Es decir, se trata de una transición en el sistema de procedimiento electoral, donde nuestro país sigue debatiéndose para llegar a una democracia de calidad, construyendo una nueva ciudadanía.

Dejó en claro que, si bien la consulta está normada constitucionalmente y tiene sus características, hay un ánimo de hacer una renovación al Artículo 35 Constitucional que está siguiendo su curso y tendrá sus propias discusiones parlamentarias.

En tanto, lo cierto es que una sociedad participativa, deliberativa, que tome parte de las grandes decisiones de Estado, es una sociedad sana, agregó Ruelas Olvera, al tiempo de recalcar que en este momento la consulta “se ha puesto de moda”.

“No obstante, no es el camino de la participación colectiva en las decisiones, existen otros tipos y elementos como son los medios de comunicación y las tecnologías de la información y comunicación, son también instrumentos para que lo público se haga en público y para poder participar en las grandes decisiones gubernamentales o de Estado”.