Yarek Gayosso
Agencia Reforma

CDMX.- La natación de Estados Unidos salpica de excelencia a su país vecino del sur.
Los medallistas centroamericanos Fernanda González y Jorge Iga, consideran que el fortalecimiento mental, el practicar más de un deporte, el perfeccionar el estilo desde la niñez son algunas de las diferencias que hay entre el sistema de enseñanza de Estados Unidos y México.
Iga, quien cosechó seis metales en los Centroamericanos de Barranquilla, lleva dos años en Estados Unidos y estudia en la Universidad de Arizona, es uno de los 19 nadadores mexicanos que viven y estudian en territorio estadounidense.
“En Estados Unidos tienen mucha la educación de competencia, y de constantemente ser los mejores. Nunca se van a dejar perder, siempre practican no sólo un deporte. Primero los hacen atletas y luego nadadores. La gente hace muchos deportes, cosa que en México no tenemos mucha cultura del deporte”, comentó Iga vía telefónica.
La olímpica Fernanda González, quien estuvo cuatro años en Estados Unidos entre la Universidad de Florida y Denver, resaltó el trabajo que se realiza por etapas con los nadadores.
“Es más el sistema de enseñanza, de aprendizaje. En Estados Unidos tienen muy marcado las etapas del nadador. Los niños desde los 11 años tienen una preparación basada en técnica, especializar el estilo y hacerlo muy perfecto, y tienen muy marcado que mujeres y hombres son muy diferentes.
“Creo que su éxito es que han sabido llevar por etapas a los niños, adolescentes y por eso tienen tanto éxito entrenando a nadadores olímpicos”, indicó González, máxima medallista centroamericana con 20 preseas.