Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

El mes de abril podría romper récord de robo a negocios en Aguascalientes, pues ha sido un periodo de ataque artero contra toda clase de establecimientos, aprovechando que la vigilancia preventiva que de por sí está rebasada en capacidad, está focalizada ahora en la zona ferial, advirtió el presidente de Canaco, Rubén Berumen de la Cerda.
Estimó que los más de 560 atracos a negociaciones reportados como cifra oficial para Aguascalientes durante el primer trimestre del año, se incrementarán con la suma de este mes que está terminando, en el cual ni los más precavidos se han salvado de un asalto.
En entrevista, el líder de los comerciantes del estado dijo que la situación la siguen enfrentando con inversión en alarmas, cámaras de videovigilancia y toda clase de trampas en puertas, ventanas y cortinas para evitar el ingreso de los rateros, pero a veces ni eso los libra de la visita de delincuentes.
En ese sentido, condenó que con el reforzamiento de medidas de protección que representan una inversión importante para los comerciantes, los delincuentes a sabiendas de que nadie los vigila ni mucho menos los detendrá, no sólo afectan con lo que se llevan, sino que hay una doble pérdida por la serie de daños que causan en los negocios.
“Y es que no es lo mismo que rompan una ventana a que hagan un boquete, de tal forma que cuando se van causan merma con lo sustraído y más con los destrozos hechos en muros, protecciones forzadas, cortinas prácticamente arrancadas, así como instalaciones eléctricas sobre las que no hay reparo alguno en destruir”.
Es una doble pérdida la que están sufriendo un sinnúmero de comerciantes que han sido visitados por el hampa, lo que “causa impotencia, rabia y también muchos gastos” al momento de enfrentar una situación de ese tipo.
El presidente de la Canaco indicó que en estos latrocinios no hay discriminación de giros, ubicaciones ni tamaño de los comercios asaltados, pues finalmente se sabe que todos tienen al menos una computadora, alguna tableta o equipo tecnológico que les genere el ingreso en el corto plazo.
Dijo que ante el déficit policial que se vive en Aguascalientes, la apuesta seguirá siendo por el autocuidado y la inversión en equipo que sí sirve, sobre todo las alarmas como medio disuasivo para algunos ladrones, así como los sensores de movimientos y las cámaras de videovigilancia, al menos para saber quién fue.
“Sí sirven, son necesarios esos implementos y son un gasto; hay que invertir en los equipos y pagar las cuotas mensuales, pero la situación lo amerita”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!