Abimael Chimal
Agencia Reforma

TOLUCA, Edomex.-Adalid Maganda aseguró que será restituido como árbitro profesional.
Luego de manifestarse, bloquear los accesos de la Federación Mexicana de Futbol y pasar la noche a las afueras del edificio en huelga de hambre, el silbante consiguió ayer una audiencia con directivos del organismo.
Según Maganda, en la reunión, que duró alrededor de una hora, el director jurídico Mario García le prometió la reinstalación, para lo cual deberá pasar las pruebas físicas en marzo próximo.
“Hubo muy buena apertura, ya vamos a regresar a laborar otra vez a las canchas, a lo que estábamos pidiendo, en donde estábamos. Lo que nos corresponde es entrenar fuertemente para regresar porque vamos a hacer las pruebas físicas, les pedí que fueran en marzo para prepararme bien”, aseguró Maganda en entrevista con Grupo REFORMA.
“Será en los términos en que estábamos, en Liga y en Ascenso MX, pero como todo, llegamos de una inactividad de mucho tiempo, tengo que empezar poco a poco para que vaya agarrando fuerza. Ya está todo arreglado, nos vamos a hablar de aquí al lunes para afinar algunos detalles”.
Sobre los supuestos actos de racismo que denunció por parte del presidente de la Comisión de Arbitraje, Arturo Brizio, y del asesor Jorge Gasso, Maganda dijo que habrá una investigación interna en la FMF.
“Todo está sobre la mesa, ellos se van a encargar ya de ese asunto. Se va a investigar dentro de la Federación, ellos internamente. No temo nada porque ya platicamos y vamos a trabajar juntos arduamente”, señaló.
“En mi corazón no hay odio y a trabajar, lo que pedía era regresar a mi trabajo y ya está”.
Maganda y sus acompañantes levantaron la tienda de campaña y se retiraron de la FMF.