El Heraldo de Aguascalientes

Abre Iglesia centro de rehabilitación de adicciones

Puso en marcha el Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre Martín, la Fazenda de la Esperanza Señor de las Angustias en Rincón de Romos, un Centro de Rehabilitación de Adicciones, que en su primera etapa atenderá a un promedio de 30 jóvenes con problemas de alcoholismo y drogadicción del estado y la región.
En emotiva ceremonia, el máximo jerarca de la Iglesia Católica en Aguascalientes inauguró las instalaciones de dicho centro, ante la presencia de los miembros fundadores del Consejo General de la Fazenda, Fray Hans Stapel y Nelson Giovanelli, el cual está ubicado sobre la carretera 45 norte entre la comunidad El Salitrillo y la cabecera municipal de Rincón de Romos.
Durante su mensaje, el Obispo José María de la Torre Martín destacó que Dios representado en la Santísima Trinidad es el único que nos da la vida, frente a los múltiples ídolos muertos que hay en el mundo y nos hace sus hijos en el círculo trinitario de su amor y amistad.
“Ahí radica nuestro gozo y esperanza y la fuerza de nuestro camino. Hay que pedir que nos conceda experimentar y vivir nuestra adopción filial, viviendo según el Espíritu y venciendo las obras de la carne; que nos libre de la tiranía de los ídolos de muerte, el dinero, la lujuria, la soberbia, el poder, el cuerpo, la belleza y el placer. A los que rendimos culto exacto, no queremos otro Dios que el de nuestro señor Jesucristo”.
Por su parte, el presidente de la Fazenda de la Esperanza de Guaratinguetá en Sao Paulo, Brasil, Luis Meneses, expresó su alegría por esta obra construida en Aguascalientes y por el fuerte apoyo del Obispo José María de la Torre Martín para su cristalización.
“Sentimos que aquí es una tierra fértil, aquí están tantas personas, muchachos que ya se han rehabilitado, los grupos de esperanza viva, de aquí ya han salido muchos frutos; ojalá que este bien pueda desparramarse por todo México y por todo el mundo”.
Cabe hacer mención que la Fazenda de la Esperanza Señor de las Angustias trabaja bajo el modelo original que nació en Brasil, siendo el segundo centro en México, después del que opera en Guadalajara y se basa en la atención emocional, psicológica, espiritual y de terapia ocupacional. Tiene como objetivo en primera instancia, la atención de menores adolescentes con problemas de adicciones tanto de alcohol como de drogas ilícitas, donde sus familias formarán parte fundamental en el proceso de internamiento en este centro durante un año.