Representantes de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), visitaron Aguascalientes, y reconocieron la seguridad y el clima de paz social que existen en esta entidad.
Se reunieron con el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, a quien le manifestaron su interés de establecer alianzas con las autoridades para desarrollar algunos programas a favor de las personas desplazadas que habitan en este estado.
Morán Faz señaló que aunque aquí no se concentra un gran número de personas en esa situación, existe la disposición del Gobierno del Estado de colaborar con la sociedad civil organizada para brindar el apoyo necesario a quienes por cuestiones de seguridad, se ven obligados a abandonar su país.
Tal es el caso, dijo, de los jóvenes que participan en el proyecto Habesha, que es una iniciativa humanitaria mediante la cual se busca apoyar a un grupo de estudiantes sirios para que continúen con sus estudios universitarios, luego de que tuvieron que interrumpirlos y salir de su país por el conflicto armado que se vive en aquel lugar.
Ante Florian Höpfner, oficial de Soluciones Duraderas de la ACNUR, Morán Faz destacó la disposición a coadyuvar en todas aquellas acciones encaminadas a fortalecer el respeto a los derechos humanos de las personas que habitan en esta entidad, y de manera muy especial de los grupos vulnerables.
Durante el encuentro que se celebró en la sala de juntas de la Seggob, el funcionario de la ACNUR hizo hincapié en que la organización que representa tiene como objetivo fundamental salvaguardar los derechos y el bienestar de los refugiados, mediante la identificación de soluciones duraderas que favorezcan su calidad de vida; de ahí, dijo, el interés por establecer alianzas estratégicas con los gobiernos y la sociedad civil para concretar acciones a favor de ese sector poblacional.
En ese sentido, comentó que dentro de las labores que promueven, destacan principalmente aquellas encaminadas a la integración de los refugiados en los lugares que les brindan asilo, de manera tal que no sólo tengan acceso a oportunidades productivas, educativas y de salud, sino que también hagan aportaciones importantes a la vida económica y social de las comunidades que los acogen.