Trabaja el Sistema DIF Estatal bajo el impulso de su presidenta, Yolanda Ramírez de Orozco, en el combate a la desigualdad y la pobreza, para que la gente más desfavorecida viva mejor, mediante la entrega de apoyos que contribuyen a un mejor desarrollo personal.

Tal es el caso de la señora Abigail Arenas Vázquez de 50 años de edad y quien es habitante de la colonia Insurgentes, pues cada dos años recibe el apoyo de una silla de ruedas por parte de la institución, lo que le permite desplazarse para hacer su vida lo más normal posible.

Ella padece de polio desde que tenía 1 año de edad, lo que le ha obligado a estar siempre en silla de ruedas. Sin embargo, ello no ha sido impedimento para que salga adelante en la vida, aunque reconoce que le es difícil ya que por su condición no tiene oportunidades laborales.

“Actualmente me dedico al hogar, estoy en mi casa y recibo el apoyo de mis familiares. Busco trabajo y no me dan, por mi situación no me dan la oportunidad de demostrar que sí se puede. A mí me han ocupado para hacer quehacer en las casas, para hacer pasteles, lavar la ropa, para hacerles de comer. Tenemos nuestras virtudes pero no nos dan la oportunidad de demostrarlas”.

A pesar de lo anterior, dijo que siempre la han apoyado y la toman en cuenta. De ahí que a través de la Fundación Telmex-Telcel y el Sistema DIF, recibió recientemente una silla de ruedas nueva. “Acabo de recibirla, son mis piernas, le damos muy buen uso y gracias al DIF rápido me desplazo. Así como me corresponden a mí, pues pido que les correspondan a otros compañeros que también necesitan, porque yo gracias a Dios me puedo mover por mí misma, pero hay otros compañeros que no se pueden mover ellos solos”, finalizó.