La mañana de este martes, la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, recibió el reporte por parte del personal de la empresa de seguridad privada que brinda sus servicios en el DIF Estatal, informando que una niña se encontraba atada a una bolería, ubicada en la entrada principal de la institución.
Policías preventivos municipales que también recibieron el reporte, arribaron al lugar y trasladaron a la menor, acompañada de personal de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes a las instalaciones del hospital Tercer Milenio para recibir atención médica, en donde se informa que está en buen estado de salud.
Una vez que la menor sea dada de alta del nosocomio, la Fiscalía General del Estado, a través del Centro de Justicia para Mujeres pondrá a disposición del DIF Estatal a la menor de 11 años de edad.
Se informó que el 8 de mayo de 2017, se abrió expediente de reporte de maltrato por parte de los vecinos de la menor y se le dio atención y seguimiento, teniendo su última cita con el paidosiquiatra el pasado mes de abril de 2018.
La Secretaría de Seguridad Pública Municipal informó que de acuerdo al testimonio de un taxista, se pudo conocer que la madre de la menor la abandonó en el DIF ya que la niña es autista y no cuenta con recursos para su tratamiento, por lo que prefería dejarla a cargo de la institución.
Las autoridades trabajan en la búsqueda de la mujer para deslindar responsabilidades.