Abandona la etapa infantil

Penélope Salas Montero vio cristalizado su más grande sueño de juventud, al celebrar quince años de feliz existencia.
Para dar gracias a Dios por los favores recibidos, la joven acudió a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, donde se llevó a cabo, emotiva misa de acción de gracias.
La joven compartió inolvidables momentos con sus papás y padrinos, así como demás familiares y amigos que la acompañaron en tan importante acontecimiento en su vida.
Durante la ceremonia, la quinceañera elevó sus oraciones para pedir al Creador, le conceda la gracia de disfrutar plenamente la etapa de la juventud, así como seguir gozando de salud y bienestar.