A su propio ritmo avanza restauración de Guadalupe

No hay fecha fatal ni presupuesto oficial para la restauración del Santuario de Guadalupe en esta ciudad, señaló el delegado estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Héctor Castanedo Quirarte.
Explicó que se trata de una obra que, aun cuando es supervisada por el INAH, se lleva a cabo con los recursos de la propia parroquia y por lo tanto al ritmo que la disposición de dinero lo permita.
De tal manera que incluso tras la fecha de inicio, no la hay para la conclusión ya que se trata de un proyecto integral donde la parte más importante ha sido el trabajo de retoque dorado que se dio al retablo.
Eso cambió la imagen del templo luego de que se consideró que la sola cantera se mimetizaba con la parte que corresponde al presbiterio y una vez modificado cobró relevancia arquitectónica.
Esto a pesar de que el propio retablo no es barroco de la época, sino que se hizo de tipo barroco en tiempo posterior, pues la finca es una construcción que fue erigida ya en el siglo XX.
En entrevista, el delegado Castanedo Quirarte, recordó que en la construcción del Santuario de Guadalupe hubo intervención de muchas manos, entre ellas la del reconocido arquitecto emérito, Refugio Reyes.
Reiteró que se trata de un proyecto integral donde trabaja el señor cura por un lado y el INAH por la parte oficial, trabajando en la supervisión, guía y orientación para este tipo de trabajos que exigen extremo cuidado.
El cronograma hasta el momento no tiene fecha final y los recursos son totalmente privados, no hay un solo peso aportado por el gobierno federal a través del instituto, ya sea para el Santuario de Guadalupe, como para ningún otro templo en la entidad, concluyó.

¡Participa con tu opinión!