Tras los primeros 45 minutos que se dieron en el encuentro de ida de los cuartos de final del Apertura 2019 pocos se imaginaban que Necaxa sacaría una gran ventaja sobre Querétaro. El partido fue realmente trabado con dos equipos en igualdad de fuerzas que mostraron algo de temor a la hora de ir al frente. Todo esto cambio para el segundo tiempo gracias a la propuesta ofensiva de los Rayos que rápidamente tuvo premio con el gol de Calderón. Después fueron jugadas individuales que le dieron dos goles más a Necaxa que lo ponen a tan sólo noventa minutos de las semifinales del torneo teniendo una buena ventaja que cuidarán en la Corregidora con la misión de no excederse en la confianza ni en la defensiva.
Tanto Eduardo Herrera como Mauro Quiroga expresaron el sentir que tiene todo el equipo, si bien es cierto que es una importante ventaja la serie aún no se encuentra definida, pues las liguillas han tenido remontadas más complicadas a lo largo de la historia. Con esto en mente Necaxa saldrá al juego de hoy que iniciará a las 21:00 horas con la misión de defenderse adecuadamente manejando el reloj que poco a poco se convertirá en su mejor aliado. Una de las posibles estrategias puede salir con todo por el gol de visitante que obligaría a los Gallos a meter cinco goles, pero es probable que se prefiera tener una posición precavida sin dejar ventajas a la defensiva. Lo que es una realidad es que un gol de Necaxa mataría ya la eliminatoria por la diferencia de que habría entre ambos equipos.
A pesar de la baja de Ventura Alvarado, la central fue compuesta por tres zagueros que fueron Alexis Peña, Fernando Meza y Rodrigo Noya que estuvieron atinados cuando fueron exigidos, los tres tendrán que mantener el nivel para no permitir que Querétaro tenga esperanzas de remontada. Lo más importante serán los primeros quince minutos del partido que es el periodo donde no pueden permitir un gol que avive la llama de la esperanza en el conjunto negriazul, si logran mantenerse en cero irán teniendo el manejo anímico del partido ante la desesperación rival por acortar las distancias. Para mejorar el panorama, Necaxa sólo perdió tres encuentros en la campaña fuera de casa, aunque el último lo perdió 3-0 en Puebla un marcador que de repetirse esta noche lo dejaría fuera de la competencia.
La ventaja es grande, la confianza aún mayor y la ilusión de los aficionados se encuentra en su punto más candente tras lo demostrado en el primer juego. Necaxa tiene la oportunidad de seguir su camino rumbo a la cuarta estrella si es capaz de aguantar la ventaja que tienen de tres anotaciones, lo único que tienen que hacer es seguir con el nivel que han demostrado durante todo el campeonato. Para que Necaxa pase pueden ganar o empatar el juego, o si pierden que sea por diferencia menor a tres goles. En caso de recibir tres goles tienen que evitar caer por diferencia de tres para no quedar fuera de la liguilla en algo que sería una tragedia.