GUADALAJARA, Jalisco.- Ser el primer rejoneador en indultar un toro en la Plaza México fue el parteaguas en la carrera de Andy Cartagena. A un año del histórico momento, el español debutará hoy en La Petatera.
Su presentación será con dos toros de rejones de la ganadería de Fernando de la Mora; el matador Alfredo Ríos «El Conde» se despedirá de la plaza de Colima y, junto a Fabián Barba, lidiarán toros de Barralva.
«Es una plaza muy emblemática, he visto en video cómo la hacen y es muy importante estar ahí. Me hace muchísima ilusión debutar y si ayudan los toros, será una tarde bonita. Esperemos que salga todo como uno quiere», confesó Cartagena a Grupo REFORMA.
En las últimas semanas, Andy triunfó en plazas de Jalisco, donde cortó tres orejas y un rabo en Ayutla, tres orejas en Villa Hidalgo, y tres orejas en El Grullo.
«Se está dando muy bien la temporada por todo México, están saliendo muy bien las cosas. Estoy disfrutando mucho de la afición que me brinda cariño y me trata como si estuviera en casa.
«Eso hace que esté muy a gusto y con muchas ganas de darlo todo cada tarde», mencionó.
Ayer se cumplió un año de su indulto a «Copo de Nieve», el toro que regresaron a la dehesa de Reyes Huerta para reproducir las condiciones que mostró en la arena de la Monumental capitalina aquella tarde.
«Para mi carrera profesional indultar un toro en la plaza más importante de México, y ser el primero, fue el parteaguas para mi carrera profesional, es de las cosas más importantes que le puede pasar a un torero.
«Parece que fue ayer, tampoco ha pasado mucho tiempo. Estoy disfrutando muchísimo de la afición, del momento en que me encuentro, de la cuadra de caballos que llevo y que me está haciendo disfrutar», recordó.
La cuadra lusitana que presentará en el ruedo de Villa de Álvarez, serán los caballos de salida «Cuco» y «Mediterráneo», para banderillas «Cupido», «Picasso» y «Luminoso», y para el último tercio «Brujita».
«Todos ellos están en muy buen momento, a ver si se da una tarde buena y los ve la afición en todo su esplendor», anheló. (Citlalli Medina/Agencia Reforma)