Salvador Rodríguez López

Saben que si entran en un litigio para evitar que se aumente el Impuesto Sobre la Nómina (ISN), además de costoso es desgastante y al final del día – cuando ya otros organismos están de acuerdo – terminarán pagando el alza que se ha determinado, la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicanas Asociación Civil (MEMAC) señalaron que sí lo harán, pero no por convencimiento.

Desde que se creó el gravamen ha habido objeción, ya que los patrones no están persuadidos de las bondades que dicen las autoridades se obtienen con el atesorado, principalmente porque los recursos se destinan para otros fines y no para la promoción y crecimiento de los negocios, como fue el fin principal.

La presidenta de las Mujeres Empresarias, Elvia Alicia Jaime García, señaló que sobre la aportación actual se pagará desde enero próximo un 25% más, “que no es poco”, lo que indiscutiblemente traerá como consecuencia que la inversión se contraiga y por ende se reduzcan los empleos, y más ahora con el ambiente en que se desarrolla la economía nacional.

“No es un impuesto aceptado, no es un impuesto que nos de gusto, pero trataremos de ver como solventamos ese incremento del impuesto”, apuntó.

Aunque otros dirigentes empresariales aceptaron casi de inmediato que se aplique una mayor aportación, en MEMAC lo hacen con argumentos, al reconocer que el gobierno requiere de recursos para llevar a cabo los programas de obras y servicios y seguir adelante con los proyectos que ha delineado, además que para 2020 se avecina un año difícil en materia de participaciones federales, por lo que no hay otra salida que elevar la cooperación ya que de no hacerlo “resultaría más dañino”, por lo que buscarán la manera de atender esta exigencia.

En el fondo, lo que se impugna es que traten de endosar a la IP lo que es, constitucionalmente, una obligación del gobierno, como la seguridad pública, creyéndose que obtienen tal cantidad de ganancias que pueden aguantar cuantas cargas fiscales se les ocurra, lo que lleva inevitablemente a que se retraiga la reinversión, motor que es el que genera puestos de trabajo.

El otro punto que también ocasiona malestar es el que se ha comentado Con Usted, de la poca claridad con que se maneja el Impuesto Sobre la Nómina, tan es así que no existe información de cuál ha sido la recaudación anual desde su creación, en qué se empleó, a quién benefició, cuál fue la recuperación y de haber cartera vencida porqué no se exige a los deudores que paguen.

Al ser una obligación general ningún patrón está exento de contribuir al ISN, sin embargo existen situaciones distintas entre el empresariado, desde los grandes que con su margen de utilidades pueden resolverlo hasta el que tiene un pequeño taller mecánico, textil, una tienda de abarrotes, etc., en que el número de trabajadores no rebasa los cinco, por lo que llegado el caso y que esté en dificultades para cubrir ese tributo, tendrá que achicar la nómina, algo que se comentó desde que arrancó este programa.

Lo único que les queda es sortear las dificultades y seguir adelante, con la esperanza de que las condiciones económicas mejoren y puedan equilibrar sus ingresos y egresos, y claro está, que sea por el bien de sus empleados, que saben que cuando hay este tipo de atascos los primeros afectados son ellos, al prescindir de sus servicios.

DE “MUERTITO”

Así, sin ambages, la mayoría de los partidos políticos nadan de “muertito” en Aguascalientes, pese a las generosas aportaciones que les hace el Instituto Estatal Electoral (IEE) para el fomento y participación ciudadana en los asuntos públicos, recursos que – hay que recalcarlo – provienen de los impuestos que pagan todos los ciudadanos.

Por lo anterior cabe averiguar ¿para qué quieren el PRI y el PVEM más dinero si se la viven ahuyentándose las moscas?

En la sesión ordinaria de la semana pasada, el pleno del Consejo General del IEE dio a conocer que acatará la sentencia del Tribunal Estatal Electoral, en cuanto al reparto de apoyos económicos a los partidos durante el año próximo. El Tribunal le enmendó la plana al IEE porque este – erróneamente – había establecido que por los resultados de los comicios de presidentes municipales que recientemente tuvieron lugar se haría la distribución, pero la ley señala que debe de ser conforme a los últimos de diputados y a lo que tendría que apegarse.

De manera inicial se benefició al partido Unidos Podemos Más – que por primera vez participó – que aún cuando no alcanzó la votación mínima requerida, en 2020 tendría acceso a las canonjías financieras. Por su parte al PRD se le había asignado 4.5 millones de pesos, pero en 2018 no alcanzó el 3% de la votación global y ahora quedó en cero sus recursos, mientras que el PAN obtendría 21.2 millones y se le redujo a 13.6 millones de pesos.

Los ganadores de este reacomodo fueron el PRI, que de 4.6 millones recibirán 9.8 millones y el Verde Ecologista, de 1.6 pasa a 4.7 millones de pesos.

Más allá de sumas y restas lo importante es saber para qué quieren más dinero priistas y verdes si políticamente no “pintan”. La mayor difusión en medios electrónicos es con los mensajes institucionales que son los mismos que se escuchan en todo el país, por lo que a nivel local no producen nada, y tampoco dedican un solo día a defender los intereses de la sociedad.

En el caso del Revolucionario Institucional es más lamentable su ausencia del entarimado político, porque esto no es reflejo de lo sucedido en 2018 sino que arrastra una serie de derrotas desde principios del tercer milenio. No ha sido capaz de ganar por la vía del voto los espacios en el Senado y está fuera de la Cámara de Diputados, mientras que a nivel del Congreso del Estado y alcaldías se ha conformado con triunfos pírricos. Las pocas declaraciones que hacen el presidente del comité estatal Enrique Juárez son intrascendentes, mientras que los comités de los once municipios están “oscurecidos” por lo que poco se sabe qué hacen, de ahí que el organismo esté fuera de las alcaldías de Aguascalientes, Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos, Jesús María, Calvillo, San José de Gracia, Asientos, Tepezalá, El Llano y Cosío. Sí, de 11 sólo la de San Francisco de los Romo la ha retenido durante varios trienios.

En lo que se refiere al PVEM su perfil bajo le ha dado frutos, ya que todo se centra en Sergio Augusto López Ramírez, su dirigente superior – y en ocasiones de carácter presencial -, quien le ha sabido sacar jugo al partido al grado que lleva 20 años saltando de un cargo a otro, de regidor a diputado local, luego a diputado federal y después a diputado local, por lo que no le interesa hacer política a favor de la ciudadanía sino conservar las prebendas que llegan vía los recursos públicos.

En estas condiciones, el PAN no ha tenido rival desde finales del siglo pasado y el que pretende hacerle algo de cosquillas es Morena, pero sus miembros están enfocados en una pelea interna que no tiene para cuando terminar, por lo que no sorprende que los blanquiazules conserven la mayor parte de los cargos públicos de representación popular, tanto en lo estatal y municipal como en el Congreso de la Unión.

De los partidos “emergentes” surgidos en el proceso pasado, ninguno tuvo atractivo en función que la mayoría de sus dirigentes son cartuchos “quemados” que desertaron o los echaron de otras formaciones, por lo que difícilmente pueden ser una solución de los problemas que aquejan a la colectividad.

ECONOMÍA ¿BOYANTE?

De manera machacona se afirma que la economía de Aguascalientes está en un buen lugar a nivel nacional, lo que no es de dudarse, ya que hay un esfuerzo colectivo que permite zanjar las dificultades e incluso visualizar las que pudieran venir, sin embargo es importante reconocer que parte de esta situación se debe a las remesas que reciben las familias de los paisanos que trabajan en el extranjero, que significan casi 40 millones de pesos diarios, con lo que pueden desempeñar en mejores condiciones sus actividades. Sin ese dinero, un número importante del núcleo social tendría problemas para llevar con decoro su vida, en cambio es un dinero que ha contribuido a que eleven su nivel económico mediante diversas inversiones, lo que no debe olvidarse.