El Heraldo de Aguascalientes

A reformar el Código Electoral para evitar controversias: TLE

Se dice tranquilo el Tribunal Local Electoral tras la sentencia dictada por la Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a pesar del nuevo cambio en las posiciones plurinominales. Su presidente, Héctor Salvador Hernández Gallegos, dejó en claro que se respetó el derecho de los partidos políticos de tener su representación en el Congreso del Estado y que la actuación del órgano local siempre fue apegada a lo que establece el Código Electoral. Comentó que si bien cambiaron algunos nombres de la lista que se plantearon originalmente, dicho órgano local se siente tranquilo por considerar que hicieron un trabajo profesional y serio, cuidando en todo momento la legalidad y la imparcialidad. “En la cuestión de la alternancia, pues nosotros obviamente estábamos de acuerdo en ir alternando las medidas afirmativas de hombre-mujer y quedaron igual, con mayoría de mujeres, aunque modifican las cuestiones de algunas personas que en verdad es la cuestión de dejarlo en firme con los partidos políticos, sólo las personas cambiaron y también el hecho de que al PT deciden no otorgarle la diputación o la sobrerrepresentación y dejar igual al PRI con otro diputado más, como lo habíamos puesto nosotros”. A pesar de lo anterior, Hernández Gallegos dijo que este fallo no afecta el trabajo realizado, toda vez que el IEE interpretó de una manera, el Tribunal Local lo hizo de otra, y la Sala Federal vino interpretando de otra manera. “Seguiremos trabajando y estaremos siempre privilegiando los principios que rigen la materia electoral y dando cumplimiento al código electoral que es el trabajo que nosotros debemos de hacer”. Sin embargo, dijo que ante estos resultados, la nueva legislatura local tendrá que hacer las modificaciones al Código Electoral para que queden bien claras y precisas las reglas y no haya lugar a este tipo de controversias. Finalmente, apuntó que todavía falta otra instancia más, a la que pueden recurrir quienes aún estén inconformes con el fallo de la Sala Monterrey, pero que en determinado momento, como Tribunal Local serán respetuosos de las instituciones y acatarán lo que corresponde a la sentencia.