En la recta final del presente ejercicio, el sector ganadero en Aguascalientes calificó como un muy buen año este 2017, a pesar del tiempo de sequía y que al final se recuperó con abundante agua de lluvia, permitiendo que ahora haya pasturas alimento para los animales, así como buenos comportamientos en la elaboración de subproductos de la leche y estabilidad en el precio de la carne.

El presidente de la Unión Ganadera Regional Aguascalientes, Juan Pablo Franco Díaz precisó que aunque todavía no existen estadísticas sobre el crecimiento del sector, todo indica que sí lo hubo, pero habrá que esperar algunas semanas para conocer la cifra definitiva; pero el gran logro es que las empresas mantienen recibiendo la leche de los productores locales.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la UGRA indicó que tan solo de sus representados dos mil socios trabajan en este sector, que sumando a sus familias, en realidad seis mil personas dependen de esta actividad productiva, ya que muchos padres de familia tienen a sus hijos trabajando con ellos. Indicó que la mitad de los productores se dedican a la actividad de la leche y el resto a la carne.

Juan Pablo Franco Díaz indicó que tradicionalmente el mes de marzo o en el tiempo de la semana santa solía presentarse problemas con las empresas lecheras y ocasionaba que los productores tiraran este alimento, cuya situación no se presentó este 2017, gracias a que en el mundo crece el consumo de las mantequillas, cremas y otros derivados.

Para el sector lechero, este ejercicio fue bueno, aunque toda la vida se continúa peleando por la comercialización de fórmulas lácteas, pero también subió la demanda de la leche con contenidos más sólidos para la elaboración de cremas, mantequillas, lo que permitió mantener el precio del alimento y las empresas necesitan este insumo para sacar todos los subproductos.

En cuanto a la carne de los bovinos, mencionó que este año se mantuvo estable, no hubo tantas subidas y bajadas, ya que tradicionalmente cada mes de noviembre se registraba una caída en el precio del ganado, pero este ejercicio no sucedió tal situación.

Ahora las empresas de carne no se pusieron de acuerdo y no bajaron el precio de la carne, lo cual es altamente positivo para los productores del estado de Aguascalientes, sostuvo finalmente.