A martillazos trató de evitar ser detenido

Le cayeron cuando consumaba un boquetazo

Un peligroso malviviente atacó a policías preventivos con un martillo, al tratar de evitar ser detenido cuando lo sorprendieron cometiendo un robo tipo “boquetazo”. Dos de los oficiales resultaron lesionados.
Quien terminó en los separos de la Policía Ministerial del Estado, es un sujeto identificado como Fernando, que el lunes por la madrugada fue sorprendido por policías preventivos del Destacamento “Insurgentes”, cuando realizaba un “boquete” en un negocio con razón social «Moto Servicio Oropeza», ubicado en la calle Valente Quintana de la colonia Insurgentes.
A la llegada de los oficiales de la SSPM, el sospechoso ya estaba sustrayendo varios objetos del interior del establecimiento, a través del agujero que realizó en una de las paredes.
Al verse sorprendido, Fernando atacó a los policías preventivos con un martillo, causándole a uno de ellos una lesión en la cabeza, mientras que a otro de los oficiales lo golpeó en el tórax.
Al final, los policías preventivos lograron someter al agresivo delincuente, a quien le aseguraron un taladro, una segueta eléctrica y un cargador de pilas de 12 voltios, objetos que ya había sustraído del negocio.
El sospechoso fue trasladado a la Agencia del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos, donde quedó sujeto a investigación por parte de agentes del Grupo de Guardia de la PME.

APOYO CIUDADANO
Aproximadamente a las 21:50 horas del domingo pasado, el oficial Jonathan Femat Pizzena, a cargo de la patrulla AG-0390-b1, prestó apoyo a un padre de familia, para trasladar a su hijo José, de 22 años, al Hospital de Psiquiatría «Dr. Gustavo León Mujica García», ubicado en el kilómetro 4.2 de la carretera a La Cantera, ya que el joven presentaba alucinaciones y se mostraba muy agresivo.
Los hechos se registraron en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.