El tianguis de La Purísima, ubicado en el barrio que también lleva ese nombre, es uno de los más emblemáticos del estado de Aguascalientes, no por nada ha perdurado tanto tiempo. Todos los años, con motivo de las fiestas decembrinas, desde la calle Nueva de la Paz esquina con 28 de agosto, abriéndose por Refugio Velasco y Ezequiel A. Vázquez, y llegando hasta la arteria Poder Legislativo se ubican cientos de comerciantes diariamente.
La variedad de productos es tan basta que se puede encontrar desde calcetines para invierno hasta sombreros de vaquero. Churros, gorditas, música, perfumes, accesorios, juguetes, y hasta lo que no, se puede hallar en este lugar. Con el frío llega la época navideña, llena de regalos y de buenas intenciones, “La Puri” se ha convertido en una tradición para la compra de presentes.
La temporada comenzó el 10 de diciembre y finalizará el 26 del mismo mes. Los tianguistas empiezan sus labores desde las nueve de la mañana, tardándose alrededor de una hora en levantar su puesto, y terminan hasta las once de la noche. Es una labor que les ocupa todo el día, pero los comerciantes del lugar aseguran que es necesario puesto que las ventas han bajado mucho los últimos años.
Óscar Chávez Viveros, delegado de los espacios de venta en la calle Poder Legislativo y vendedor desde hace 12 años, afirma que las ventas han disminuido considerablemente gracias a los nuevos centros comerciales que se están apoderando de la ciudad. También, comenta que la aprobación de tantos nuevos tianguis en la urbe está afectando el negocio, ya que antes sólo trabajaban alrededor de 6 tianguis grandes en Aguascalientes, y ahora están por todos lados.
Según información de autoridades competentes del Ayuntamiento, hay un total de 60 tianguis en el municipio, y sólo en el de La Purísima se cuentan alrededor de 736 comerciantes fijos, más los que son eventuales por estas fechas.