Son más rápidas para transportarse en ciudad, consumen menos combustible, pero eso sí, cuando estás sobre una motocicleta debes conducir con mayor precaución y estar bien equipado para reducir la posibilidad de accidentes o lesiones.
“Transportarse en moto es más ágil y económico, sin embargo, uno es la carrocería de la motocicleta”, explicó Miguel Ángel Rosales, jefe de Mercadotecnia de BMW Motorrad.
“Siempre es preferible estar bien equipado, y por ello es recomendable el uso de casco, guantes, chamarras y botas, porque un motociclista debe estar preparado en caso de caída”.
Exceso de velocidad y falta de experiencia con la motocicleta son los principales riesgos a los que se enfrentan los conductores de estos vehículos. Esto son los consejos de Rosales para evitar poner en riesgo tu seguridad.

Velocidad bajo control
No le quites los ojos al velocímetro: por su peso y dimensiones una motocicleta alcanza altas velocidades de forma muy rápida, lo que te obligará a contar con una distancia de frenado más grande y reducirá tu capacidad de reacción en caso de encontrarte con un peatón o un vehículo detenido. Por ello, respeta los límites establecidos.

Ponla a punto
Una motocicleta a la que no le han dado mantenimiento tiene más posibilidades de sufrir un accidente, por ello, es recomendable revisar que todas las luces funciones, que la cadena se encuentre perfectamente lubricada y, al menos una vez al mes, verificar que las llantas se encuentren en la presión indicada por el manual del propietario.

Al pendiente del camino
No conduzcas en el centro del carril, en su lugar, recorre el mismo trazo que recorren las llantas del auto, para que, en caso de que un automóvil frene de forma inesperada, puedas esquivarlo. Además, mantente al pendiente de lo que haga el auto de enfrente, si éste maniobra para evitar un bache, replica su maniobra.

Hazte visible
Además de la revisión de las luces, recuerda que estás obligado a circular con los faros encendidos, incluso en el día. Esto permite que, en medio del tráfico, seas más visible para los otros conductores.

Mide tu experiencia
Prepárate con cursos para que aprendas a reaccionar a todo tipo de situaciones. Mientras que un curso básico es suficiente para conducir en ciudad, vas a necesitar otros más avanzados antes de salir a carretera o subir a motocicletas de mayor cilindrada.