Ivett Rangel Agencia Reforma

MÉRIDA, Yucatán.- A Mérida le basta un motivo para estar de fiesta todo este año: ha sido nombrada Capital Americana de la Cultura 2017.
Todo un reconocimiento que recibe la ciudad -única en obtenerlo en dos ocasiones- gracias a su modo de vida: coinciden autoridades, artistas y residentes.
Al aire libre y sin ningún costo, diariamente hay actividades culturales en distintos espacios públicos, lo que ha creado una sociedad acostumbrada a apreciar cualquier expresión de las Bellas Artes.
Basta andar por las calles del centro histórico para envidiar su estilo de vida. Un jueves, por ejemplo, la Serenata Yucateca -que se realiza en el Parque de Santa Lucía, desde hace 52 años- enamora con trovas y jaranas.
Un pretexto más es la Noche Blanca que, durante un sábado de mayo y otro de diciembre, presenta una avalancha de propuestas culturales tanto en calles, parques y plazas como en museos, galerías y teatros.
Hay que elegir zapatos cómodos para colmarse con el nutrido menú que se sirve desde el atardecer hasta la madrugada.
Bajo esta misma premisa, de la cultura accesible para todos, se suma la cartelera de la Capital Americana de la Cultura 2017 con eventos especiales, entre ellos el Festival Internacional de las Luces, el ciclo de cine “Cien años de Pedro Infante”, la exposición sobre la réplica de la Capilla Sixtina y conciertos cada jueves en el Teatro Peón Contreras a cargo de yucatecos destacados, como Cecilio Perera y Armando Manzanero.
“Es una gran celebración con eventos inéditos, que no se pueden ver si no viajas a otros países. Y, con todo lo que ya presume Mérida, habrá alrededor de 12 mil 200 eventos a lo largo del año”, cuenta Érica Millet, secretaria ejecutiva del programa.
La fiesta ya inició: el 6 de enero se celebró el 475 aniversario de Mérida con el espectáculo multidisciplinario “Voces del Tiempo”, que narró la historia de esta ciudad desde la época prehispánica.
Sólo hay que programar una visita a la capital yucateca y a la luz de las farolas detenerse a mirar las obras de pintores, oír los acordes de músicos virtuosos y unirse al festejo, que es de todos.
“Mérida se lo merece”, como señala Carolina Cárdenas, directora de Turismo y Promoción Económica de la ciudad. Y, los viajeros que aman la cultura, merecen hacer este viaje.
www.capitaldelacultura.com