Se emitió la convocatoria de Bajo Carbono en Transporte Público, para la zona metropolitana de la entidad, que incluye a tres municipios, dirigida a concesionarios interesados en recibir apoyo para la adquisición de autobuses nuevos y fabricados de origen para utilizar únicamente gas natural como combustible.

Se busca la renovación de flota vehicular, con el objetivo de reducir la edad del parque vehicular y permitir impulsar el programa con el uso de tecnologías más limpias, sin comprometer el equilibrio financiero de las empresas, al tener que hacer una inversión más elevada por el hecho de sustituir tecnologías convencionales.

El proyecto beneficiará a los municipios de la capital, Jesús María y San Francisco de los Romo. Del Fondo para el Cambio Climático, se autorizaron 12.2 millones de pesos, y la aportación estatal será de 10 millones de pesos, por lo que se dispone para este programa de 22.2 millones de pesos, monto con el que podrán adquirirse 55 unidades de transporte colectivo urbano, en sustitución de igual número de unidades que ya cumplieron su vida útil y cuyo combustible es diesel.

El Gobierno del Estado, por conducto de la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua, otorgará un apoyo al concesionario de 403 mil 636 pesos, para utilizarlo como anticipo para la adquisición del autobús fabricado de origen para trabajar con gas natural, para prestar el servicio en la zona metropolitana.

Los concesionarios tienen dos semanas para registrar sus solicitudes y acreditar los requisitos correspondientes, en la Coordinación de Movilidad, ubicada en el Complejo Tres Centurias.

El titular de esta dependencia, Óscar Aragón Jiménez, se negó a informar el costo de las unidades, cuyas especificaciones se manejan en la convocatoria alusiva, omitiéndose los precios individuales.

¡Participa con tu opinión!