ARLINGTON, E.U.- Que a Hirving Lozano no le gane lo “Chucky” durante el Mundial.
Así como el jugador del PSV es diabólico con el balón en los pies, también lo es sin balón cuando pierde la cabeza y se engancha, como en el partido anterior contra Islandia, hecho que no pasó inadvertido para el técnico Juan Carlos Osorio.
“Ahora hay que contener a Hirving, su control emocional en los juegos. No se nos escapó que en el tercer gol, Hirving actuó de manera inapropiada que puede causarnos problemas para el futuro.
“Esperemos saber llevar a Hirving, él acepta las críticas constructivas, y que se torne en un jugador interesante como hay en otros equipos, muy bien valorados”, comentó Osorio.
En aquel duelo, no sólo el “Chucky” perdió la calma, también Miguel Layún se enfrascó en una pelea con el islandés Birkir Bjarnasson.
El técnico tiene la tarea de contribuir al ritmo de los jugadores con poca actividad en Europa o que regresan de sus lesiones, como son los casos de Jesús Manuel Corona y Marco Fabián.
“En la Selección nuestra prioridad es el presente sin olvidarnos del futuro o la reivindicación de varios de ellos. Nos toca entender que es a través de nuestras oportunidades que puedan obtener el nivel que todos conocemos”, expresó. Staff/Agencia Reforma.