CANNES.- “Quería contar el mundo del narcotráfico desde el punto de vista de a quién le están apuntando con la pistola”, dijo en rueda de prensa el realizador Julio Hernández Cordón al presentar su película “Cómprame un revólver”.
En la casa Malmaison, sede de la Quincena del Festival de Cannes, el cineasta explicó cómo en un principio la historia iba a contarse desde la perspectiva de un niño, al darse cuenta de que todos los roles son masculinos quiso cambiar.
“Así me di cuenta de que quería trabajar con mis hijas, sentí una profunda necesidad de hacerlo. Además, no quería hacer una división entre niños y niñas, quería demostrar que todos tienen las mismas habilidades físicas”, afirmó el director.
Dice que su historia es acerca de la paternidad, pero también de la maternidad porque la niña es un personaje muy maternal con su padre.
“En la vida real es así, mis niñas me cuidan mucho y se preocupan siempre por mí y hacer esto me pareció un homenaje de mi parte hacia ellas”.
Para Julio lo que está pasando en México con las mujeres es muy grave. “No tiene solución y no es nuevo. Desde lo de Juárez (los trágicos casos de asesinatos de mujeres conocidos como Las muertas de Juárez) ya van 18 años de violencia contra las mujeres y la situación no mejora, al contrario, se ha extendido a otros lugares del país como Ecatepec”.
“Es una violencia extrema y no entiendo por qué pues las personas que están cometiendo estos actos tienen madres, hermanas. Alguien me dijo que el narcotráfico se volvió el mercantilismo salvaje en donde todos estamos crucificados y somos un objeto que se puede vender. México es un país con mucha impunidad pero creo que la sufren más las mujeres”.
El realizador aprovechó la presentación del filme para mostrar su postura a favor de la legalización de las drogas. “Lo que quiero lograr es que se dialogue y que en el primer mundo, que es dónde se consume más droga, estén conscientes de que en México ya estamos hartos de pagar los platos rotos. No estoy en contra de las drogas sino en cómo se comercializan y cómo nos está afectando”. (Alejandra Musi, enviada/EL UNIVERSAL)

¡Participa con tu opinión!