CDMX.- Este 12 de julio Duro de Matar cumple tres décadas de su estreno y, para festejar a este clásico del cine de acción, te presentamos algunos datos curiosos de la película.
La cinta se estrenó en 1988 y es protagonizada por Bruce Willis, quien da vida al policía John McClane. Éste viaja a Los Ángeles a visitar a su esposa en la fiesta de Navidad; sin embargo, 13 terroristas llegan al edificio en el que ella trabaja y la toman como rehén junto con sus compañeros. John busca a toda costa rescatarla ilesa.
La película está basada en la novela “Nothing Lasts Forever” de Roderick Thorp, publicada en 1979. La mayor diferencia es que en el libro la secuestrada es la hija de McClane, no su esposa.
Duro de Matar fue un éxito de taquilla. Tuvo un presupuesto de producción de aproximadamente 28 millones de dólares y logró recaudar más de 140 millones, según el portal IMDB. A pesar del ello, es la cinta menos taquillera de las cinco de la franquicia hasta ahora.
La torre donde se desarrolla la acción es en realidad la de oficinas de 20th Century Fox, compañía que distribuyó el filme.
En una escena en la que el personaje de Theo abre la puerta de una bodega, se escucha como música de fondo la Novena Sinfonía de Beethoven. Esto se hizo en homenaje al director Stanley Kubrick, quien usó la misma melodía en su cinta Naranja Mecánica de 1971.
El director de esta cinta fue John McTiernan, quien también trabajó en proyectos como La Caza del Octubre Rojo y Depredador. En 2013 fue encarcelado por mentir bajo juramento, luego de haber contratado a un detective para que espiara al productor Charles Roven durante la realización del filme Rollerball en 2002.
Detrás del malvado Hans Gruber se encuentra el actor inglés Alan Rickman, quien a los 42 años obtuvo su primer papel en cine. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!