Con la existencia de más de trescientos cincuenta cruceros semafóricos en el Municipio de Aguascalientes, sólo el setenta por ciento de ellos se encuentran centralizados en un sistema automatizado y el treinta por ciento todavía operan de modo manual y se requiere del apoyo ciudadano y de los elementos de tránsito para mantenerlos en funcionamiento adecuado, reconoció el director de Tránsito y Movilidad, José de Jesús Rodríguez Benavides.
De acuerdo a los análisis de esta institución que tiene registrado el aforo de 500 mil vehículos cada 24 horas en Aguascalientes, dijo que cada año deben autorizarse e instalarse cuatro nuevos cruceros semafóricos, con lo cual sumarían doce por una administración municipal, y de este modo habría un avance considerable en esta materia para estar acorde a las necesidades citadinas.
Hoy en día existe un considerable número de peticiones ciudadanas para semaforizar una cantidad importante de vialidades, sin embargo, eso requiere de estudios pertinentes para determinar el flujo de vehículos por esas calles y avenidas, con la encomienda de dar seguridad al peatón y evitar que sean atropellados en esos cruceros viales, apuntó.
El director de Tránsito y Movilidad indicó que la intervención de los elementos de la corporación es lo que evita las congestionamientos vehiculares y de manera particular en la Zona Centro y en otras áreas citadinas, sobre todo cuando hay procesos de obra pública.
Rodríguez Benavides sostuvo que el setenta por ciento de los semáforos del municipio capital se encuentran centralizados en el sistema inteligente automatizado y el treinta por ciento restante no lo está y cualquier falla se corrige gracias a los reportes ciudadanos y son controlados por los elementos de tránsito.
Estos aparatos son revisados por el Departamento de semáforos de la coordinación de ingeniería, donde los tiempos de estos instrumentos son controlados por la alta o baja corriente eléctrica, y cualquier falla puede impactar los segundos que dura la luz roja, verde o amarilla. Cada semáforo se programa de acuerdo al cálculo vehicular que transita por cada avenida o calle en la ciudad, indicó.
Aquellos semáforos que están centralizados en el sistema inteligente reporta directamente al Departamento y sale la cuadrilla para repararlo, pero aquellos que no están se espera a un reporte ciudadano o bien que sean detectados por los elementos de tránsito.
Para centralizar a ese treinta por ciento de semáforos se necesita de la fibra óptica necesaria para incluirlos al sistema, y en este momento se trabaja con un solo proveedor para lograr ese objetivo y todos los aparatos que se están colocando en la ciudad están siendo ya unidos al sistema automatizado, concluyó.

¡Participa con tu opinión!