CDMX.- Energía e intensidad fueron las palabras que dominaron la Arena Ciudad de México la noche del sábado, cuando la banda Chicago festejó sus 50 años de carrera al lado de 12 mil 500 seguidores, según cifras de los organizadores.
El grupo interpretó aquellas canciones que han pasado a la historia como emblemas de la música, con una fusión de jazz, blues y sobre todo rock, que encendió los corazones de un público que en su mayoría pasaba de los 40 años.
Los asistentes no ocultaron su emoción al escuchar temas como “Hard to say I’m sorry”, “You’re the inspiration” o “Saturday in the park”.
Claro que la trompeta de Lee Loughnane, el sax de Walter Parazaider y el trombón estridente de James Pankow fueron las estrellas de la noche y quienes se llevaron los aplausos.
La gran sorpresa de la noche fue escuchar al nuevo integrante del grupo, Jeff Coffey, quien apenas hace un año se integró a Chicago como vocalista principal y bajista y cuya voz lograba los altos y el mismo carácter que la de Peter Cetera y Jason Scheff. (Staff/Agencia Reforma)