Por Rubén Torres Cruz

Casi medio centenar de elementos pertenecientes a la Policía Municipal, no lograron acreditar las evaluaciones de control y confianza, por lo que en breve iniciaría el proceso de desincorporación, adelantó el Secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo.
El futuro de los elementos que no aprobaron las evaluaciones internas está en manos del C3, donde se determinará cada uno de los casos para conocer así cuantos efectivos podrían reevaluarse, o en su defecto causar baja definitiva. Los aspectos que son analizados en las pruebas de control y confianza, corresponden al tema físico y psicológico, así como de polígrafo, además de conocer el nivel socioeconómico de cada evaluado para saber si coincide con su calidad de vida.
«Estamos hablando de 47 elementos de quienes no fueron positivas sus evaluaciones, estamos platicando con el centro de evaluaciones del C3 para que podamos ver qué elementos se pueden reevaluar y saber si son aptos para estar aquí (en la corporación) y si no pues ya tendríamos que iniciar el procedimiento para la desincorporación de la corporación» precisó.
Martínez Romo, agregó que por otra parte ante la Comisión de Asuntos Internos, se está analizando el futuro de 35 elementos, quienes son investigados por diversas causas, entre ellas abuso de autoridad, mala intervención y despojo de pertenencias. Además ante la Fiscalía General del Estado, han sido presentado dos elementos acusados de extorsión.
Finalmente, el titular de la Policía Municipal, señaló que ninguno de los elementos preventivos resultó positivo en los exámenes toxicológicos a los que fueron sometidos recientemente.