Para reciclar hasta el setenta y cinco por ciento de la basura que se deposita en el Relleno Sanitario “San Nicolás de Arriba”, el Cabildo de Aguascalientes aprobó ayer con las dos terceras partes la construcción del Centro de Revalorización de Residuos Urbanos, que implicará una inversión aproximada de cuatrocientos cincuenta millones de pesos, a través de una asociación público privada.

Este proyecto integral que es una planta tratadora de basura con estándares internacionales, se turnará para su análisis, discusión y aprobación al Congreso del Estado, y al concluir este proceso legislativo se regresaría al Ayuntamiento de Aguascalientes para avanzar en el proceso de una licitación pública y de esta manera cumplir finalmente con su compromiso de tratar los residuos urbanos.

Actualmente, 1,070 toneladas ingresan diariamente al tiradero municipal, que se traducen en 400 mil toneladas anuales, cifra muy superior a las 150 mil toneladas que se captaban hace 19 años cuando arrancó operaciones esta infraestructura, y la tendencia de generación de basura va a la alza. Hoy en día el promedio per cápita es de 770 gramos.

Gustavo Tristán, regidor presidente de la Comisión de Limpia y Aseo Público, informó que este Centro prevé que sólo el 20% de la basura se entierre únicamente en el Relleno Sanitario, ya que un 40% se aprovechará en la generación de energía eléctrica a través de un biodigestor que se canalizará para el servicio de alumbrado público y otro 40% sería separado por recolectores que actualmente laboran en este espacio.

Tras la sesión extraordinaria de Cabildo, el regidor Tristán informó que la construcción de la planta tratadora implicaría una inversión de 300 millones de pesos, para el biodigestor y los motores para la generación de energía otros 120 mdp, y para la disposición final entre 30 y 40 mdp.

Con este Centro de Revalorización se hará más eficiente la operación del Relleno Sanitario durante los próximos 20 años, esto luego de que los materiales reciclables serán separados aprovechando el 75% de los residuos. Este novedoso centro operará 16 horas al día, con una capacidad para procesar 63 toneladas de basura diarias.

“Con esto se garantiza la disposición final eficiente y amigable con el medio ambiente en cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-38- SEMARNAT-2003”, informó la presidenta municipal, Teresa Jiménez Esquivel.

Al ser un proyecto integral, prevé que quienes acuden al Relleno Sanitario a recolectar los materiales reciclables, mejor conocidos como pepenadores, serán contratados por la empresa privada que en su momento gane la licitación pública, por lo que deberán tener prestaciones sociales como seguridad social y se les ofrecerán las herramientas competentes para el desarrollo del trabajo en condiciones de seguridad y salud.