Los grandes acuarios nos ponen cara a cara con la impresionante vida acuática del mundo. En un entorno divertido podemos ver, conocer e incluso entrar en contacto directo con criaturas marinas. Esto, además de brindarnos una experiencia inolvidable, nos ayuda a comprender la importancia del cuidado ambiental de nuestros océanos y sus especies.

Este tipo de espacios ha motivado el afán de contar con un pedazo del mar en nuestras casas y oficinas. A tal punto, que estos pequeños ecosistemas submarinos se han convertido en tendencia en el mundo del diseño de interiores. No obstante, a diferencia de lo que se cree comúnmente, estos depósitos con animales acuáticos no solo cumplen una función decorativa.

Según estudios, las peceras reducen el estrés y la ansiedad. Los expertos afirman que el crear naturaleza o replicarla en un lugar, nos ofrece la oportunidad de disfrutar de los efectos calmantes que ésta brinda. Asimismo, manifiestan que el observar una pecera y el ser conscientes de la tranquilidad con la que viven los peces, es similar a meditar con los ojos abiertos.

Claro está, no todos contamos con los medios o el espacio para mantener una espectacular pecera en casa. Por suerte, hay una larga lista de opciones que cada día sorprenden a miles de visitantes alrededor del mundo y que puedes visitar. Hoy te contaremos sobre cuatro de ellos:

1. Acuario Inbursa

La lista empieza por casa. El Inbursa es solo uno de los acuarios situados en México. Posee 3 600 metros cuadrados de área de exhibición y en su interior resguarda 14.000 ejemplares de 300 especies como tiburones, pez payaso, cocodrilos, caballitos de mar y ¡pingüinos! Entre las exposiciones está un manglar negro donde puedes ver pirañas, un arrecife de coral, así como un laberinto de medusas.

2. S.E.A. Aquarium (South East Asia Aquarium)

Este acuario situado en la isla Sentosa de Singapur, es uno de los más grandes del mundo. Cuenta con 50 hábitats distintos en los que podrás encontrar más de 1 000 especies e incluso, algunos animales marinos en peligro de extinción. Su principal atracción es el túnel bajo el agua, desde el que podrás admirar a los tiburones en lo más parecido a su hábitat natural.

3. El Oceanogràfic

Ubicado en Valencia, es considerado el acuario más grande de Europa. Con un volumen total de 42 millones de litros de agua y más de 45.000 animales marinos, de más de 500 especies diferentes. Se compone de diferentes edificios: Nueve torres submarinas estructuradas en dos niveles, que conforman distintos ecosistemas marinos.

4. Acuario AQUA

El acuario más grande de Australia cuenta con un diseño de lujo; el volumen de su tanque principal es de más de tres millones de litros, lo cual lo convierte en su principal atractivo, pues en él sus visitantes pueden caminar y ver de cerca tiburones gigantes, rayas y tortugas. Además, de su colorido arrecife de coral.