El gobernador Martín Orozco Sandoval anunció que luego de gestiones ante la Secretaría de Hacienda y el apoyo de los diputados federales por Aguascalientes, se obtuvieron 300 millones de pesos adicionales para ejercer este año en obra pública, con lo que se amplía y fortalece la infraestructura en el estado.

Acompañado por Ernesto Tello Ruiz, titular de la Coordinación de Planeación y Proyectos, y José de Jesús Altamira Acosta, secretario de Obras Públicas, el mandatario explicó que estos recursos extraordinarios serán utilizados para infraestructura vial, primordialmente, como la ampliación de la carretera Aguascalientes-Villa Hidalgo.

Con un presupuesto de 58 millones de pesos, se proyectan las obras de ampliación que el gobierno de Jalisco realiza en el tramo que a ellos les corresponde, una carretera sin curvas y más segura en un lapso de tres años; 50 millones de pesos serán para obras de ampliación y modernización de la carretera Jesús María-Valladolid.

Agregó que 30 millones van para la construcción de la segunda calzada de retorno al Boulevard Aeropuerto; 50 millones más son para el colector pluvial y sanitario Maravillas-Tepetate, que es parte del proyecto de conurbación con la carretera que seis meses atrás la administración realizó e inauguró; 50 millones serán destinados a otra obra de colector pluvial en Peñuelas, que es necesario debido al crecimiento industrial de la zona, con un nuevo parque contiguo a las empresas japonesas, aunado al proyecto turístico que se prepara para este parte de la ciudad.

El mandatario estatal adelantó que con estos recursos también se edificarán, entre otras obras, dos nuevos puentes sobre la avenida Gómez Morín, a la altura del Hospital Hidalgo y otro a la altura de La Estación, que van integrados al plan maestro del proyecto Corredor Metropolitano de Integración Social, que abarca la zona conformada por el nosocomio, Tres Centurias, el Deportivo Ferrocarrilero, los estadios Victoria y “Romo Chávez” y hasta Ciudad Deportiva.

Altamira Acosta, detalló que a pesar de que infraestructura básica de agua potable, alcantarillado, drenaje, banquetas, guarniciones, y alumbrado, son responsabilidad y competencia de los gobiernos municipales, la administración estatal tiene contemplados 160 millones de pesos en el presupuesto original del Plan de Obra Pública 2018, para ejecutarlas de manera subsidiaria y solidaria con los ayuntamientos.

¡Participa con tu opinión!