En el Municipio de Aguascalientes existen 73 asentamientos humanos irregulares con una población de 80 mil habitantes, aparte se contabilizan 91 fraccionamientos sin municipalizar con cien mil personas viviendo en esos espacios, sin grandes posibilidades de regularizarlos en un corto y mediano tiempo, admitió el secretario de Desarrollo Urbano, Jaime Gallo Camacho.

En los dos últimos años, señaló que se han logrado regularizar y formalizar 180 predios que ya cuentan con títulos de propiedad, gracias al trabajo coordinado con el Gobierno del Estado, la Sedatu, Registro Agrario Nacional y la Seguot; se avanzó en las Cumbres, los Pericos y la Palomino Dena.

En un mes más, adelantó que se estarán liberando otros 86 lotes más que forman parte del proceso de regularización en asentamientos que realizan los tres niveles de Gobierno, éstos se ubican en el Ejido Cumbres.

Aseveró que los gobiernos municipales han tenido que entrar por cuestión humanitaria a satisfacer servicios públicos tanto en asentamientos humanos irregulares como en fraccionamientos sin municipalizar, en los rubros de alumbrado público y agua potable y drenaje.

En este momento, la comunidad La Perla ya emprendió un proceso de regularización, sin embargo, deben saber que deben entregar terrenos en donación para servicios y no sólo vender por vender los terrenos. Todos los asentamientos deben cumplir con los requerimientos del Código de Ordenamiento Territorial, Desarrollo Urbano y Vivienda del Estado de Aguascalientes (Coteduvi).

Jaime Gallo precisó que la mayoría de las 80 mil personas que viven en asentamientos irregulares a causa de la invasión de predios en su momento, lo hacen en condiciones aceptables pero no adecuadas, porque las calles se encuentran sin urbanizar, sin trazos adecuados.

Respecto a los 91 fraccionamientos sin municipalizar, dijo que el más antiguo data de hace 46 años que inició su construcción y 27 años que dejó de ser atendido, este caso y en otros muchos, viven estas condiciones porque no integraron 9 dictámenes para cumplir con el proceso y que son: agua potable, drenaje, alcantarillado, vialidades y banquetas, alumbrado, limpia, parques y jardines y obras de urbanización y equipamiento.

Recalcó que la Sedum realiza un diagnóstico que se presentará ante el Cabildo para exponer los casos de las empresas promotoras que no se harán cargo de los desarrollos habitacionales que impulsaron, por una diversidad de factores.

“Esta situación propiciará que la autoridad municipal deba entrarle y resolver esos casos de rezago que implican una inversión para brindar los servicios públicos”, puntualizó.