El secretario de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Aguascalientes, Adrián Castillo Serna, informó que el proyecto de paraderos de autobuses antivandálicos avanza positivamente e incluso se turnó la iniciativa a Cabildo para que lo aprueben; se construirán doscientos y la mitad estarían listos al cierre del año.
“Este esquema se desarrollará en coordinación al proyecto de movilidad del Estado, ya que habrá un rediseño en el tipo de banquetas que quedarán al nivel del primer escalón de los camiones; serán 50 paraderos entre segundo y tercer anillo”, informó el funcionario capitalino.
Con respecto a los paraderos con los servicios de Internet y luz, dijo que se trabaja con la Comisión Federal de Electricidad que esta semana que concluye conectó 15 con luz eléctrica y en todo el mes de julio se adaptaron con iluminación 40 de ellos.
De la estructura gruesa negra se mantienen instalados 99 paraderos, los cuales se trabajan con el grupo Visión, y de éstos 40 ya están iluminados, y con Internet sólo cinco se encuentran a prueba, pero irá creciendo la cifra, porque primero se necesitaba que contaran con energía eléctrica, lo cual ya lo ha hecho la CFE.
Al mismo tiempo, reconoció que por los actos vandálicos no le ha resultado redituable a la empresa particular ofrecer el servicio de Internet en los paraderos, motivo por el cual analizan este tema más a fondo, porque la inversión ha sido mucha y las afectaciones a esta infraestructura no cesan, tan sólo esta semana a 5 paraderos les rompieron los cristales.
“De los 99 paraderos, siete de ellos se encuentran vandalizados en este momento”, informó.
Con respecto a los paraderos antivandálicos, indicó que tras la prueba piloto que incluyó consulta ciudadana con los transeúntes y los usuarios, reveló resultados extraordinarios, donde los nuevos espacios son menos invasivos a la vía pública y se sacó como conclusión la necesidad de hacer obra complementaria.
Por ejemplo, el paradero ubicado en Villas de Nuestra Señora de la Asunción en tercer anillo, la banqueta es demasiado angosta, apenas de 1.20 metros, y eso mide el paradero, lo que implicaría que la gente que no espera el camión tendría que bajarse al arroyo vehicular.
“De ahí que se realizarán obras complementarias para que se dé un paradero seguro tanto para usuarios y transeúntes”, puntualizó.