Suspendieron actividades en 20 fábricas de queso por incumplir con las normativas. Octavio Jiménez Macías, titular de la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA, informó que la vigilancia con relación a estos productos lácteos se encontraba en el abandono, motivo por el cual cerca del 25% de los 120 establecimientos que se tienen registrados en la entidad fueron clausurados, principalmente fábricas ubicadas en los municipios de Aguascalientes, Calvillo y Jesús María.

Indicó que el principal motivo por el cual se procedió en contra de estas empresas, es porque durante las inspecciones detectaron que habían dejado de realizar el proceso de pasteurización, pues si bien tenían los equipos necesarios para ello, no los utilizaban porque implica un mayor tiempo para la elaboración de quesos; añadió que al haber una nula vigilancia, dejaban estos procesos incompletos, lo cual podría propiciar la presencia de bacterias que provocaran enfermedades gastrointestinales entre los consumidores.

Octavio Jiménez sostuvo que por ello, al inicio de la presente administración se reforzó la vigilancia de los productos lácteos; “volvemos a retomarlo y establecer el compromiso con los industriales de esta área para que pasteuricen la leche y no represente un riesgo para el consumo (…) por ello revisamos infraestructura, equipamiento, la calidad microbiológica y físico-química del producto”.

Sostuvo que la vigilancia de las producción de lácteos debe ser muy rigurosa, porque a nivel local su consumo es elevado, e inclusive se exportan productos a otros estados o con algunas trasnacionales; añadió que en aquellas fábricas donde se suspendieron actividades, sus propietarios deberán adecuarlas y echar a andar sus pasteurizadoras, y en caso de que no tuvieran el equipo necesario, que lo compren.

Finalmente, el titular de la Dirección de Regulación Sanitaria comentó que personal de esta área está trabajando para que estas fábricas operen como marca la normativa, con el fin de que no represente un riesgo para la población, por ello se retomaron las supervisiones y son continuas las visitas; “se han revisado cerca de un 70% y se espera concluir el año con la totalidad de las fábricas revisadas”.