En esta primer semana del ciclo lectivo 2018-2019, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, informó que de acuerdo a la lista de prelación de plazas temporales de primaria, actualmente 180 maestros se encuentran cubriendo suplencias, permisos o licencias médicas por periodos que van desde los 15 días hasta los seis meses.
“Algunos profesores que ganaron plazas de subdirector, supervisores o directores son cubiertos temporalmente por otros docentes y esto se mantendrá durante los dos años siguientes hasta que puedan validar su nueva plaza y liberar la anterior para que sea otorgada a otro. Pero si no aprueban las evaluaciones pertinentes, regresarán a su anterior puesto”, explicó.
En este momento se han estado atendiendo dos escuelas en las que han estado faltando maestros, una es la primaria del fraccionamiento Morelos, donde la ausencia de una maestra responde a una licencia de gravidez y no había sido reportada debidamente. El otro caso es la Secundaria General 41 en Bajío de las Palmas y ahí las horas faltantes son las de Historia.
Ante ello, se realiza el proceso de revisión de la lista de prelación de Historia para que el próximo lunes ya acudan los maestros faltantes a esa secundaria.
No obstante, reconoció que existen 1,200 escuelas públicas en el estado, entre preescolares, primarias y secundarias, por lo que es lógico que en algunas haya reportes de este carácter, pero de manera inmediata se atienden los asuntos para que se desarrolle con normalidad el quehacer educativo.
El director del Instituto de Educación de Aguascalientes mencionó que aquellos maestros que se encuentran contratados hasta por un plazo de seis meses, cuando su convenio termine será renovado y eso sucederá cada vez que sea necesario para que acaben los dos años del proceso de validación de aquel maestro que fue ascendido a otra área de responsabilidad. Las plazas temporales van desde los 15 días hasta los seis meses.
Con respecto a la apertura de nuevas plazas, dijo que en este momento se aplica el mecanismo de cancelaciones y creaciones, es decir, aquellas que no se ocupan en áreas como personal de apoyo u otras, se cancelan y se canalizan a donde se necesitan. Por ejemplo, ahora se requieren horas para secundarias técnicas para el fortalecimiento curricular.
“En la medida que aparecen las necesidades de nuevas plazas, se evalúa dónde no hace falta para cancelarla y se tramita un permiso de la Federación para crear la nueva, y que el Fondo Nacional para la Educación (FONE) la autorice y se asignen de inmediato a donde se requiere”, puntualizó.