El plástico es un elemento muy utilizado en la vida cotidiana, y parece casi imposible prescindir de él. Sin embargo, existe una necesidad ambiental urgente de reemplazar su uso hasta eliminarlo completamente. Para quienes desean ayudar a cuidar el medio ambiente, aquí presentamos algunos consejos para limitar el uso de los plásticos.

1.Identificar tipos de plásticos

En general, los recipientes plásticos poseen números y símbolos de identificación que determinan si estos son o no reciclables. Lo ideal es poder identificar el símbolo de reciclaje y evitar aquellos más perjudiciales para los seres vivos y el medio ambiente.

  1. Evitar bolsas de plástico

Al realizar compras es importante llevar bolsas reutilizables para evitar las bolsas plásticas. Éstas tardan cientos de años en degradarse produciendo un impacto ambiental de grandes dimensiones.

  1. Botellas reutilizables

El agua embotellada en botellas de plástico suelen tener un alto contenido tóxico que pueden liberar sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente. Para trasladar agua de un lado a otro se recomienda utilizar botellas de acero inoxidable o de vidrio. Estas pueden adquirirse en cualquier bazar o en oportunidades como el Buen Fin a precios más económicos.

  1. El plástico y los alimentos

Hay muchas manera de eliminar el uso de plásticos en la alimentación y evitar contaminantes que vienen en los envases de comida. Si no queda otra alternativa que utilizarlos es importante no meterlos en microondas ni exponerlos a temperaturas altas.

  1. Evitar cubiertos desechables

Al igual que las bolsas, los cubiertos desechables tienen un solo uso, no se reciclan, y tardan años en degradarse. Si bien son cómodos para los eventos muy concurridos, es necesario sustituirlos por los cubiertos de acero inoxidable y colaborar así con el cuidado ambiental.

  1. Minimizar el uso de envases

Comprar productos a granel es una gran alternativa para evitar los envases y ayudar al cuidado del medio ambiente. Estos cada vez son más comunes y suelen estar asociados a tiendas ecológicas y sostenibles.

  1. Evitar alimentos envasados

Las bandejas de plástico de poliestireno o las bolsas de plástico son realmente nocivas para la salud del ser humano y del planeta, por eso es fundamental no comprar alimentos que vengan envasados con estos materiales.

  1. Reemplazar los plásticos de la cocina

Otra manera de cuidar el medio ambiente es identificar los plásticos de la cocina y reemplazarlos por otros materiales. Por ejemplo, en vez de adquirir detergentes en botellas, se puede comprar a granel y conservarlos en recipientes o frascos de vidrio.

  1. Eliminar el plástico del baño

Al igual que en la cocina, en el baño suelen haber cantidad de envases plásticos que pueden reemplazarse. Para suprimirlos se pueden comprar shampoos y acondicionadores a granel o directamente sustituirlos por alternativas naturales.

  1. Descubrir otra manera de vivir

Existen muchas alternativas más para evitar el uso del plástico y llevar una vida saludable y en equilibrio con el medio ambiente. Solo es cuestión de dedicarse y buscar información para hacer un mundo más sano y sostenible.